Juan José Aizcorbe

Comisión investigación atentados Barcelona y Cambrils.

No, no se pretende saber la verdad; se pretende otra cosa.

Intervención Juanjo Aizcorbe Congreso de los Diputados el 12 de Diciembre de 2023

Señor presidente, buenas tardes, muchas gracias.

Vuestras señorías saben muy bien que ojalá estas comisiones sirvieran para despejar algunas dudas sobre los participantes últimos en esos atentados que todos vivimos muy de cerca, incluso algunos de nosotros con personas muy queridas apuñaladas en los mismos, en Cambrils concretamente, pero sabemos, por desgracia, que detrás de todo eso se esconde otra cosa.

Vuestras señorías saben muy bien que la creación de esta Comisión y de las tres que se están pidiendo, que se pretenden, son fruto de un pacto con los separatistas, y no es una anécdota parlamentaria, ni siquiera un trámite formal.

No, no se pretende saber la verdad; se pretende otra cosa. Es una pieza más que complementa la declaración inequívoca de cambio de régimen por la puerta de atrás que el actual Gobierno del Partido Socialista abandera con sus secuaces separatistas, que les jalean y erotizan.

Vuestras señorías también sabéis que hay principios básicos para que una democracia parlamentaria, al menos formal y en los actuales tiempos de sombra, pueda considerarse como tal, que son el principio de separación de poderes y el Estado de derecho.

«… una injerencia inaudita de un poder sobre otro, …»

Y con estas comisiones de investigación lo que se hace es pervertir, vulnerar y atacar ambos principios y, por ende, la democracia en sí, pues implica someter a revisión parlamentaria del Poder Legislativo decisiones enmarcadas en la exclusividad del ámbito competencial de nuestros tribunales, del Poder Judicial, y, por tanto, una injerencia inaudita de un poder sobre otro, donde se pretenden dirimir responsabilidades particulares, legales y políticas al uso, amenazando a la justicia, a los jueces y magistrados, que han aplicado las normas, garantías y procedimientos de conformidad con el Estado de derecho y las leyes aprobadas previamente por estas Cortes Generales.

Y todo ello con el trasfondo de las nuevas teorías del lawfare y la advertencia mafiosa de un prófugo, pues de mafias estamos hablando.

Así pues, nuestra absoluta parca y rotunda oposición a la creación de dichas comisiones de investigación, y concretamente a la de esta, donde algunos -insisto- tenemos relaciones muy personales, porque su creación no pretende la verdad, sino otro fin, y algunos de ustedes lo saben muy bien.

«… El protagonista es el Partido Socialista Obrero Español, con todos sus pareos e historia de traiciones, abusos y odios…»

Como decíamos, tal exigencia forma parte de un solapado cambio de régimen, del que es actor principal no el sanchismo ni el petulante presidente del Gobierno; tampoco lo son sus compañeras y
parejas de baile, las formaciones separatistas como las de mi tierra catalana, Junts y Esquerra, obsesionadas con destruir una Cataluña abierta que sea motor de España y una catalanidad del seny con sus nacionalismos endogámicos, que se alimentan racialmente del odio y se apoyan en un Partido Socialista siempre dispuesto a acompañarles graciosamente en sus quimeras y desprecios a nuestra patria común.

No, no son los separatistas tampoco los protagonistas únicos. El protagonista es el
Partido Socialista Obrero Español, con todos sus pareos e historia de traiciones, abusos y odios.

En sus 140 años de desprecio a la nación apuntaban, en aquel originario PSOE de 1917, la nación como un artificio burgués que sería superado por la construcción de un Estado obrero, que cambiaron en 1918, orientando su punto de mira hacia España como una confederación republicana de las nacionalidades ibéricas.

«…El PSOE de la dictadura de los votos y del muro para evitar siquiera la brisa de una sociedad libre, en paz y en concordia…»

Pactos históricos, como la Segunda República, donde el PSOE se alineó con Esquerra Republicana para el golpe de 1934, como ahora. El habitual mercadeo con el PNV, ciudadanos superiores, incluso a lo normal de los vascos, que hoy nos pide con su firma la constitución de esta Comisión.

O el PSOE de Rodolfo Llopis, tal como escribió en 1947, que la única unidad que le interesaba era la del Partido Socialista y no la de España. Y tras el paréntesis de 1977, con Felipe González y Alfonso Guerra, el advenimiento del señor Zapatero.

El PSOE de siempre recupera su pulso patibulario del odio, del enfrentamiento, que vemos ahora con toda su magnitud y fiereza política.

El PSOE de la dictadura de los votos y del muro para evitar siquiera la brisa de una sociedad libre, en paz y en concordia. (Aplausos).

Así pues, tres argumentos simples.

Nos negamos a aprobar estos nuevos tribunales de persecución del Poder Judicial con un argumento político, pues, como hemos dicho, hay principios que superan la letra misma del texto constitucional, que son sabia inspiradora y animadora del Estado y su ordenamiento.

El argumento jurídico, porque produciría un contrafuero evidente que una comisión ad hoc creada por el Poder Legislativo tuviese consecuencias, ni tan siquiera de reproche procedimental, para el Poder Judicial, pues sería invadir esferas que pertenecen a otro poder.

Y el argumento moral, pues, como hemos dicho, ello forma parte de una pieza que complementa el cambio de régimen cuyo cumplimiento hemos jurado o prometido. Si ello desaparece, el imperio de la ley fenece, el compromiso decae para todos -insisto, para todos- y ante ello la barbarie.

Vuestras señorías sabéis muy bien que el hombre es compositor y actor del drama de su propia vida. Demasiado nos jugamos en este drama con esta farsa disfrazada de formalismo.

Nadie, absolutamente nadie, dice que la norma sea eterna.

Efectivamente, los discernimientos legales son relevantes en el mundo del derecho, pero vuestras señorías socialistas, si quieren cambiar el régimen y tienen un mínimo de honorabilidad, háganlo a cara descubierta, no jueguen con las desgracias, que saben que no se trata de eso, se trata de otra cosa.

Si quieren cambiar el régimen, háganlo a cara descubierta; quizá nosotros les acompañemos en revuelta a los orígenes y en sentido contrario.

El señor VICEPRESIDENTE (Rodríguez Gómez de Celis): Señoría, debe finalizar, por favor.

El señor AIZCORBE TORRA: Arrepentirse no es una opción.

Muchas gracias. (Aplausos de las señoras y los señores diputados del Grupo Parlamentario VOX, puestos en pie).

Intervención Juanjo Aizcorbe Congreso de los Diputados el 12 de Diciembre de 2023. Creación Comisión Atentados Barcelona y Cambrils en Agosto de 2017

Libro de sesiones Congreso Diputados. Acta del 12/12/2023

Compartir